El 'Rambo de Cantabria' estaba "agotado" y "aturdido" cuando fue detenido