Los contagios por coronavirus se multiplican por cinco en el barrio barcelonés de Sants-Montjuïc