Los recortes incrementan los casos de enfermedades mentales