La rectificación de las dos sentencias anteriores a la manada da mucho de que hablar