La 'reina de la burundanga' pide perdón a sus víctimas y asegura que no pudo "hacer otra cosa"