La reina Isabel II no acude al bautizo de Archie por problemas de agenda