Más del 50 por ciento de los residuos urbanos ni se separan ni se reciclan, van al vertedero