El rey acude al hospital para someterse a unas pruebas preoperatorias