El rey Felipe, el monarca que menos cobra de toda Europa