La policía sospecha que el rey del Cachopo mató a su novia porque quería abandonarlo