"El rey del cachopo", sonriente y confiado, comparece ahora en el juzgado por maltrato animal