El rey, de visita privada en Marruecos