Los reyes y los príncipes, de vacaciones