Adiós al verano con riadas: las tormentas convierten en ríos las calles en Andalucía y Baleares