Copa Libertadores: pasión, emoción y normalidad en las horas previas a la final