El River-Boca contará con uno de los mayores dispositivos de seguridad de la historia