La roca de un asteroide provoca una gran bola de fuego visible desde varios puntos de Sevilla