Se rompe su implante de pecho por jugar durante horas con el 'smartphone'