La silla de ruedas donde trasportaron a Marta llevó a la Policía hasta Miguel