Un sacerdote español, 'ministro' de economía del Vaticano