Los agricultores protestan para denunciar los bajos precios que cobran y por la subida del salario mínimo