La pandemia no tuerce las flechas de cupido en San Valentín: las parejas continúan celebrando el amor