Un festival de música ofrece entradas a cambio de sangre