Los sanitarios del Carlos III: El contagio es un hecho “predecible, previsto y advertido”