Santi Potros, autor de los atentados más sanguinarios de ETA, sale de prisión