La plaza del Obradoiro ilumina el cielo de Santiago en su día grande