Una de las jóvenes secuestradas durante 10 años tuvo una hija durante su encierro