Secuestrada y encerrada un año en un armario por un hombre que conoció en Facebook