Más sensible y cariñoso, sin renunciar a la cañita, el fútbol y la partida