La mujer asesinada en su casa de Planes presuntamente por su pareja tenía cinco hijos