Una pala y un silbato, entre los objetos que la DGT recomienda llevar en el kit antinevada