El mal estado de la silicona pudo provocar el accidente del ascensor