Los niños también pueden sufrir síndrome postvacacional con la vuelta al cole