Sobrevivir con humor al estado de alarma: desde jugar al bingo con tus vecinos a sacar al perro de juguete