El soldado volador logra cruzar el canal de La Mancha a bordo de su ‘flyboard’ en 20 minutos