El ayuntamiento de Barcelona defiende que la actuación contra Sota fue proporcional