La autopsia confirma que el cadáver hallado en Gimialcón es el del joven salmantino Iván Díaz