El estado del baño del bar de Barakaldo donde se atrincheró un ladrón cuatro horas