Supervivientes al maltrato: “cuando otras mujeres nos ven felices, quieren serlo también”