Veinte surfistas se enfrentan a uno de los rompientes más peligrosos del planeta