Una niña solo puede susurrar por culpa de una rara enfermedad en la garganta