La tablet, nueva compañera de clase