Despiden a una trabajadora británica por no llevar tacones