Después de un cáncer, madre e hija se tatúan un lazo que esperan no volver a ver