El teléfono contradice al 'Cuco'