Bañarse este año en el Cantábrico sera más fácil para los frioleros