Se equivocaba si pensaba que las temperaturas no podían subir más