Un nuevo temporal deja su huella en Galicia