El temporal pone en riesgo extremo a Galicia