El temporal de lluvia y viento azota toda la cornisa cantábrica, desde el País Vasco hasta Galicia